Que hacer en Berlin gratis

Es la Galería de arte de Berlin al aire libre más grande que existe. Los colores, formas y firmas de la cara este del muro de Berlín, nos enseña cómo se vivió la caída del muro en diferentes partes del mundo. Verás, poco más de un centenar de obras, que merecen la pena ser fotografiadas. El valor artístico es incalculable, pero a nivel personal sentirás gran entusiasmo por los mensajes que se plasman en cada uno de los murales. Cuando termines de recorrer la galería, es imprescindible que compres una cerveza (o en su defecto algo bien fresquito) y te sientes a orillas del río Spree. Recuperarás fuerzas y sentirás que una vez más tu alma viajera no te ha decepcionado.

GROßER TIEGARTEN

 

Tiegarten
Tiegarten de Berlin

 

 

Puede ser la mayor recompensa después de haberte pateado la ciudad de norte a sur y de oeste a este. Cuenta con 210 hectáreas, en las cuales podrás disfrutar de las maravillas de la naturaleza y de la biodiversidad del parque. Tumbarte a la sombra de alguno de sus ‘árboles viejos’ y escuchar a los pequeños ruiseñores, símbolo de esta zona berlinesa, te harán flotar. Si practicas running, hazlo en este parque, enserio, es un sueño.

TOPOGRAPHIE DES TERRORS

Berlín es atractiva por su arte, su cultura, pero sobre todo por su historia. Adolf Hitler lideró el régimen nacionalsocialista, estableciendo la ciudad como capital de la Alemania nazi y lo prolongó hasta 1945. El pavor de este periodo se recoge en la ‘Topografía del terror’: documentación recogida de los acontecimientos de la sociedad alemana, entre los años 1933 y 1945. En la localización de esta exposición, estuvo la sede de la Gestapo (la policía secreta del Estado), por lo que te puedes imaginar a dónde llegaban los opositores del Führer y qué se hacía aquí con ellos.

Tienes que ser consciente de la historia que aquí se vivió, no sólo por conocer lo que ocurrió en el pasado, sino por tener un pensamiento crítico con la sociedad actual y que nos sirva para no cometer los errores que se quedaron atrás. No te pierdas esta muestra y dedícale un tiempo, porque se lo merece.

FLOHMARKT AM MAUERPARK

 

Mauerpark de Berlin
Mauerpark en Domingo

 

Los domingos en Mauerpark se montan los puestecillos llenos de artilugios muy interesantes, pero sabemos que si estás leyendo este artículo es porque no quieres gastar mucho, aún así sigo insistiendo en que vayas porque la unión del ambiente del mercadillo, el olor a comida alemana y el mayor karaoke al aire libre de la ciudad, te asegurará diversión y un buen atracón. No somos Freddie Mercury o Nina Simone, eso está clarísimo, pero ¡qué demonios! Lánzate a cantar y vive la experiencia locamente.

DEUTSCHER BUNDESTAG

Con la única dificultad de hacer una reserva y rellenar un cuestionario en la entrada del antiguo Reichstag alemán, puedes ver una de las panorámicas con más historia de la ciudad. El edificio acoge el actual Parlamento alemán y de forma totalmente gratuita, te invita a conocer la ciudad mediante una audioguía.

Visita imprescindible y si estás cerca de la Puerta de Brandeburgo, por ende irás al Parlamento. Sigue caminando hacia la Platz der Republik y te encontrarás con el edificio de la democracia.

GEDENKSTÄTTE SACHSENHAUSEN

Un campo de concentración que habla por sí solo. Nada más entras puedes notar la tristeza, la desolación, el sufrimiento y el esfuerzo de miles de personas por sobrevivir. Recomiendo que a pesar de ser una entrada gratuita, deberías realizar esta visita con un guía, porque podrás conocer mejor esta parte de los hechos, que explican muchos de los que se desarrollan hoy, además nos deja una sabia lección para el mañana. Este campo tiene una dura historia que no se puede quedar en el olvido ni se puede repetir.

POTSDAM

 

Palacio de Sanssoucí. Potsdam
Palacio de Sanssoucí en Potsdam.

 

Antes de viajar, recordaré toda mi vida lo que me dijo una amiga que tiene Alemania por segundo país: ‘tienes que ir a una ciudad cercana, como Potsdam, porque ahí descubrirás lo que es el verdadero encanto alemán’. Aunque Berlín se grabó en mi cabeza por aguantar sobre su espalda la mayor tragedia del siglo XX, Potsdam fue la invitación que me hace Alemania para volver alguna vez en mi vida. Esta excursión no te costará nada más que los viajes en transporte público que decidas hacer (dos obligatorios, el tren hasta Potsdam y el de vuelta a Berlin) y las provisiones que quieras incluir en tu mochila . ‘La pequeña Ámsterdam’, es una ciudad medieval que permaneció escondida en el lado comunista del muro de Berlín hasta 1990. Es una de las joyas arquitectónicas más importantes de Europa, pues está repleta de palacios que se construyeron para reyes prusianos. ES OBLIGATORIO IR, aunque cueste: sus lagos, bosques y paisajes te harán recordar este viaje siempre que necesites un respiro.

Hay más sitios que merecen la pena visitar, como la Torre de la Victoria, el monumento en memoria de los judíos o el Museo taller de Ciegos de Otto Weidt, pero quizás éstos te aporten lo mismo que a mí: satisfacción y diversión, pero además significó un compromiso, pues se mantiene latente el gran mensaje de su historia, conociéndolo y difundiéndolo, para conseguir evitarlo en un futuro.

Danke schön und Auf Wiedersehen!

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta