Copenhague

¿Quieres relajarte y disfrutar de la tranquilidad de la capital danesa? ¿Quieres pasear por sus calles y enamorarte de sus magníficos palacios reales o de sus edificios vanguardistas? ¡Viaja a Copenhague, no te lo pienses!

Comenzó siendo un pequeño pueblo de pescadores y acabó convirtiéndose en la capital y ciudad más poblada de Dinamarca. Debido a diversos desastres en el siglo XIX, la ciudad danesa ha sufrido y superado diferentes cambios, sobre todo, a lo largo de la Edad de Oro, trayendo consigo el estilo neoclásico e instituciones culturales como la Real Academia de Bellas Artes o el Teatro Real.

 

PaísDinamarca
IdiomaDanés
MonedaCorona Danesa
Medios de transporteTren, metro y autobús
Web página oficial turismohttp://www.copenhague.info/

 

Cómo llegar del puerto al centro de la ciudad

En el Puerto de Copenhague hay dos zonas principales de embarque para cruceros:

  • Freeport: Situada a 5 km. del centro de la capital danesa y dispone de una terminal de pasajeros.
  • Langelinie: Situada a 3,5 km. del centro de Copenhague y no cuenta con una terminal de pasajeros. Por lo tanto, los pasajeros esperan hasta la hora de embarque en una terminal de espera situada en la calle Amager Torv.

 

Cómo trasladarte al centro de la ciudad de Copenhague desde el Aeropuerto

Autobús:

Si el barco te deja en Freeport, debes andar 8 minutos y si te deja en Langelinie, debes andar 2 minutos para encontrar la parada de autobús que te va a trasladar al centro de la ciudad. Los autobuses pasan cada 15 minutos aproximadamente y el billete cuesta 20 coronas danesas aproximadamente.

Tren:

Langelinie está situado a 20 minutos andando de la Estación Osterport y Freeport se encuentra a 10 minutos andando de la Estación de Nordhavn.            En ambas estaciones, puedes coger un tren hasta la Estación Central, es decir, el centro de la capital danesa. El billete cuesta 20 coronas danesas aproximadamente, al igual que el autobús.

Taxi:

Normalmente, un taxi suele durar 10 minutos en trasladarte desde la terminal hasta el centro y cuesta 150 coronas danesas.

 

Cómo moverse en Cophenague

Aunque, desde Vivo Travel Club, te sugerimos que visites Copenhague andando y puedas trasladarte a un mundo paralelo, ‘el mundo del silencio’. También, te informamos de los medios de transporte más cómodos para trasladarte de una zona a otra.

Autobús:

Se considera uno de los mejores medios de transporte de Copenhague, ya que pasa por todas las zonas, incluidas, las que omite el metro. Dentro de la línea de los autobuses, nos podemos encontrar cuatro: regulares, exprés, nocturnos y acuáticos. El precio del billete depende del número de zonas por las que pases, tienes que pasar mínimo por dos zonas. Por lo tanto, el billete más barato cuesta 24 DKK para adultos y 12 DKK para los menores de 16 años.

 

Los autobuses del Puerto de Copenhague tienen una parada en la desembocadura del Paseo Marítimo Nyhavn, concretamente, los de las rutas 901, 902, 903 y 904 deteniéndose junto al Teatro Real. Por otro lado, para los autobuses nocturnos, el punto de enlace es la Plaza del Ayuntamiento.

Tren de cercanías S-Tog:

Este tren traslada a sus pasajeros de una zona de la ciudad a otra, concretamente, tiene paradas en Vesterport, Nørreport y Østerport. Además, comunica el centro con los barrios más alejados de manera totalmente rápida, a excepción de Bronshøj, Christianshavn o Amager.

S-Tog se considera el medio de transporte más veloz y ameno para moverte por la ciudad cuyo punto central es la Estación Central de la ciudad. El precio del billete es similar que el del autobús, depende del número de zonas por las que quieras pasar.

Metro:

Algunos ciudadanos o turistas lo definen como el medio de transporte más cómodo y rápido. Recorre toda la ciudad, a excepción de las siguientes zonas: Bronshøj, Christianshavn o Amager, enlazando con las estaciones del tren de cercanías S-Tog.

Una de las ventajas que lo caracteriza es el horario, ya que está abierto las 24h. del día. En cuanto al precio del billete, es similar al del resto de transportes públicos de la zona. Todos los billetes cuestan lo mismo, dependiendo del número de zonas por las que pases, mínimo tienes que pasar por dos. Si quieres ver el plano del metro de Copenhague, pincha aquí.

 

Qué comer

Copenhague se caracteriza por ser una ciudad repleta de restaurantes, cafeterías o bares donde podrás saborear los mejores platos daneses. Los platos que suelen comer los ciudadanos o turistas, sin duda, son las diversas tapas repletas de ingredientes para provocar en el cliente una asombrosa combinación de sabores.

Smørrebrød:

No te puedes ir de Copenhague sin probar la tapa más tradicional danés, el smørrebrød. Son unas rebanadas de pan de centeno con mantequilla o de cereales, acompañadas de diferentes ingredientes como huevos, carne, pescado, etc. Aunque, el smørrebrød típico está acompañado de fiambre o arenque ahumado.    

Samsø cheese:

Queso nacional del país, ahumado de leche de vaca cuyo nombre es similar a la propia isla Samsø desde el siglo XIX. Su textura se caracteriza por su suavidad, entre otras características. La mayoría de las personas prefieren comérselo solo para así degustarlo mejor. En cambio, otras prefieren acompañarlo de otros alimentos, como la carne.

Hakkeboffer:

Plato principal de los restaurantes daneses. Carne picada, pimienta y sazonada con sal, son los ingredientes principales para preparar la tapa. Seguidamente, la carne se queda compacta para convertirla, posteriormente, en una pequeña hamburguesa. En la mayoría de los restaurantes o bares, te las sirven acompañadas de patatas, col, arándano rojo o pepino.

Karamelrand med is:

Sin duda, Karamelrand med is se considera el postre más tradicional de Dinamarca, es similar al flan de huevo. En la mayoría de los restaurantes o bares lo sirven acompañado de nata o, incluso, de algunos trozos de fruta.  

Qué ver en Copengague

Pasear por las calles de Copenhague significa viajar a un mundo paralelo, ‘el mundo del silencio’. Te sorprenderá ver a todos los ciudadanos moverse por la ciudad en bicicleta o andando, dejando a un lado los medios de transporte y, con ellos, la contaminación.

Si quieres adentrarte en la capital de Dinamarca y descubrir sus asombrosos rincones, no te puedes ir de Copenhague sin visitar los siguientes monumentos:

Nyhavn:

copenhage
copenhage, canal de nyhavn

Paseo marítimo que abarca la zona de Kongens Nytorv hasta el propio puerto, próximo a la parte sur del Teatro Real. Realmente, asombra esta preciosa estampa debido a los diferentes colores que resaltan en los ‘petit hôtels’.              A lo largo de este paseo marítimo, pueden sentarse y disfrutar de las vistas en los diversos bares, restaurantes o cafeterías. Uno de los puntos más demandados de esta imagen es el ‘Puerto Museo’,  situado entre el Puente Nyhavn y Kongens Nytorv, debido a los numerosos barcos antiguos que están expuestos en él.

Castillo de Rosenborg:

No solo es un castillo o un palacio, sino que es un claro ejemplo de los proyectos arquitectónicos propuestos por el rey de Dinamarca Cristian IV. Con el paso del tiempo, ha sufrido diferentes cambios en su estructura, intentando mantener su estilo renacentista.

El precio de la entrada se estructura en:

  • Adultos: 105 DKK
  • Estudiantes: 70 DKK
  • Menores de 17 años: Gratuita
  • Grupos (mínimo 12 personas): 80 DKK

Si quiere averiguar el precio en euro, pincha aquí y podrás comprobar el cambio de moneda.

En cuanto al horario, se divide en:

  • Desde noviembre hasta abril: Abierto todos los días, excepto los lunes, desde las 10:00h. hasta las 14:00h.
  • Del 13 al 28 de febrero: Cerrado por vacaciones de invierno.
  • Mayo, septiembre y octubre: Abierto desde las 10:00h. hasta las 16:00h.
  • Junio, julio y agosto: Abierto desde las 09:00h. hasta las 17:00h.
  • Cerrado el 23, 24, 25, 26 y 31 de diciembre, y el 1 de enero.

Museo Danés de Arte y Diseño:

Numerosas recopilaciones, bibliotecas y archivos del museo organizan el estudio primordial de la historia del diseño de Dinamarca. Este museo guarda las mejores colecciones de arte danés junto a su diseño internacional, decorativo y aplicado.

Una de los puntos fuertes de este museo, además de contar con fabulosos desarrollos contemporáneos en el diseño industrial, es que ofrece a los turistas la posibilidad de visualizarlo a través de visitas guiadas en danés o inglés. Para contratar este servicio, hay que reservarlo con antelación, es difícil que te dejen contratarlo el mismo día que se visita el museo.

El precio de la entrada se divide en adultos (60 DKK); menores de 18 años (gratuita); grupos mínimo 10 personas, jubilados y estudiantes (40 DKK). A excepción de los miércoles que la entrada es totalmente gratuita.

En cuanto al horario, el museo está abierto de martes a domingo desde las 11:00h. hasta las 17:00h., a excepción de los lunes que está cerrado y de los siguientes días (1 de enero, 12 de mayo, 24, 25 y 31 de diciembre).

Tívoli de Copenhague:

Parque de atracciones construido a mediados de 1843 considerándolo el segundo parque de atracciones más antiguo de Dinamarca.

Sus espectáculos se dividen en dos etapas: la de verano y la de navidad. La primera, desde abril hasta septiembre, se dedica a las pirotecnias y conciertos. En cambio, la segunda que empieza a mediados de noviembre hasta el 23 de diciembre, constituyen las tradiciones danesas. Por otro lado, gracias a sus numerosas atracciones, los turistas y ciudadanos podrán averiguar la mitología nórdica, los cuentos de Hans Christian Andersen y las vistas más asombrosas de la capital danesa.

El precio de las atracciones, te lo comunican en el control del parque y se paga allí mismo. En cambio, la entrada al parque se clasifica en:

  • Adultos: 100 DKK (de lunes a jueves y del 8 de agosto al 25 de septiembre) y 110 DKK (viernes, sábado y domingo, y del 24 de junio al 8 de agosto).
  • Menores de 7 años: Gratuita

 

En cuanto al horario del Tívoli de la capital danesa, se divide en:

  • Entre noviembre-enero, abril-septiembre y Halloween: Abierto de domingo a jueves desde las 11:00h. hasta las 23:00h. En cambio, los viernes y sábados está abierto desde las 11:00h. hasta las 00:00h.
  • Nochevieja: Abierto desde las 11:00h. hasta las 00:30h.
  • Desde enero hasta abril: Cerrado

 

Llévate un souvenir a casa para recordar la magia de San Petersburgo

Si quieres volver a tu casa con un objeto que te recuerde los rincones de la asombrosa capital danesa y los momentos que disfrutaste en ella, la sirenita y algún juguete de construcción Lego son los souvenirs más típicos y demandados por los turistas.

Sirenita de Copenhague:

Figura de una sirena desnuda posando encima de una piedra como réplica de la propia escultura de bronce situada en el Parque Langelinie, en la Bahía del Puerto de Copenhague. Hoy en día, sin duda, se considera el símbolo más prestigioso de la ciudad debido a su fuerte demanda y reputación.

Juguete de construcción Lego:

Si bien quieres volver a tu infancia y recordar los ratos que pasabas con tus amigos o familiares construyendo figuras, ¡no te lo pienses y visita la tienda oficial de Lego! Está situada en la calle Vimmelskaftet y abierta desde las 10:00h. hasta las 18:00h. No lo dudes y acércate, te perderás en sus paredes llenas de piezas de Lego simulando calles con sus asombrosos edificios. Además, te asombrarás con las numerosas figuras a tamaño real que están expuestas en diferentes puntos de la tienda. ¡Ve y llévate algún juguete de construcción Lego!

Si tuviésemos que resumir en una línea lo que más nos gusta de esta ciudad, sin duda, sería su verdadera tranquilidad. Se puede pasear y, a la vez, trasladarte a un mundo paralelo, el mundo del silencio. Además, la capital danesa se caracteriza por ser una ciudad ecológica, motivo que te asombrará tras ver a todos los ciudadanos en bicicleta o andando. En cambio, si tuviésemos que resumir lo que menos nos gusta sería el elevado precio de los productos en los diferentes comercios, esto se debe al alto nivel de vida que tienen los ciudadanos en la ciudad.  

¡No te lo pienses y viaja a Copenhague para disfrutar de la segunda Venecia de Europa!

Deja una respuesta