Santiago de Cuba

Situada en una de las regiones más calientes de Cuba, constreñida en un área entre el mar azul, el verdor de las montañas y bañada por el intenso sol, la ciudad de Santiago de Cuba es considerada la Capital del Caribe por ser uno de los reservorios más importantes de las culturas típicas de esta región del continente americano.

En esa suroriental urbe, una de las primeras siete villas coloniales fundadas por los españoles en Cuba, acoge cada año, en el mes de julio, el Festival del Caribe –también conocido como Fiesta del Fuego–, evento científico y cultural considerado el mayor evento de cultura popular que se realiza en Cuba, y uno de los más destacados en el continente.

En esa cita participan diversos países, la mayoría de América, y cada uno con las muestras más importantes de su cultura e idiosincrasia. Trajes típicos, los ritmos autóctonos, los más deliciosos platillos, hermosas coreografías y bailes, los llamativos lanza llamas, las máscaras a pie, y mucho más, toma las calles de la ciudad de Santiago de Cuba y sumerge a la ciudad en una enorme fiesta popular.

La llamada “tierra caliente”, también la capital de la historia y Ciudad Héroe, es la única ciudad del Caribe en tener tres componentes del Patrimonio Mundial, otra de las razones que avalan la trascendencia de la región en esta área geográfica.

Qué ver en Santiago de Cuba

Desde su privilegiada ubicación en un promontorio, el Castillo de San pedro de la Roca, o como le llaman cariñosamente los lugareños: El Morro, esta antigua fortaleza militar es una joya del Caribe fortificado, que recibe cada año miles de visitas de personas de todas las latitudes. Es uno de los ejemplos vivos más importantes de las incursiones de corsarios y piratas por la región.   

Una de las expresiones culturales de mayor arraigo en la ciudad de Santiago de Cuba, también un ejemplo de la influencia francesa en América, es la Tumba Francesa, Patrimonio Inmaterial de la Humanidad, una exquisita combinación del legado de la nación europea entremezclada con el sabor cubano.

El Paisaje Arqueológico de las Primeras Plantaciones de Café en el Sudeste de Cuba es el tercer componente del Patrimonio Mundial que existe en Santiago de Cuba, y al igual que la Tumba Francesa, es una huella indeleble de la cultura gala en el Caribe y en la nación más grande del área. El museo La Isabelica, es el principal y más hermoso exponente de esta riqueza material invaluable.

Esta singular urbe parece ser dilecta de la creación musical. La que algunos denominan como la capital cubana de la música, acunó géneros de singular trascendencia mundial, como son la trova y el bolero, además de ser la tierra natal de tres reinas de la música cubana: Olga Guillot, Celeste Mendoza y Lupe Victoria Yolí Raymond, internacionalmente conocida como La Lupe. En sus calles, plazas y parques, en los más recónditos parajes, se siente la música. Con una guitarra y una botella de buen ron, el santiaguero saca las más dulces estrofas y rimas.

El mes de julio esta urbe también acoge la mayor fiesta popular que se realiza en Cuba: el Carnaval Santiaguero. Cariñosamente se le dice “Rumbón Mayor”, quizás porque en Cuba el término “Rumbón” se asocia con fiesta, jolgorio, música, bebidas y comida, entonces el Carnaval Santiaguero sería la “fiesta de fiestas” en el país. Se diferencia de sus similares en la nación porque, a diferencia de los demás, sumerge la urbe en su totalidad en un gran festival musical, aunque mantiene igual que sus similares un área del jurado donde se muestra el quehacer de los grupos portadores de tradiciones de la región. Es esta una de las oportunidades más importantes de palpar y degustar el verdadero sabor caribeño, entre ellos las llamadas “congas” y el sonido gangoso de la corneta china, singular aderezo de este ritmo y baile.

Santiago de Cuba es, además, la cuna de una de las bebidas más famosas del mundo: el ron ligero cubano. Aquí, en viejas bodegas de añejamiento, conocidas como la “Catedral del Ron Ligero”, maestros roneros resguardan, celosamente, los secretos de la fabricación de esa bebida que tantos adeptos tiene en el mundo.

Uno de los lugares más visitados de Cuba está en esta suroriental urbe. El Santuario de la Virgen de la Caridad del Cobre, Patrona de Cuba, recibe cada años miles de personas procedentes de todas las latitudes. A ella encargan los más insospechados deseos y peticiones. A sus pies llegó Ernest Hemingway, uno de los escritores norteamericanos más destacables de todos los tiempos, y dejó a los pies de “Cachita” una de sus posesiones materiales más importantes, la medalla que lo consagraba como Premio Nobel de Literatura.  

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta