Rodas

Rodas, isla de la ninfa Rodo y del sol, que aquí brilla 300 días al año, es la isla más importante y más grande del Dodecaneso. Cruce de culturas y etnias desde la antigüedad, debido a su posición estratégica, hoy en día Rodas es uno de los destinos turísticos más reconocidos de Grecia. Se puede llegar a la isla en avión, gracias a vuelos internos desde las principales ciudades griegas, o en barco.

La parte antigua de la ciudad está separada de la moderna por el puerto de Mandraki. En la moderna ciudad de Rodas podrás visitar la Catedral Ortodoxa, el Teatro Nacional y el Nuevo Mercado, de estilo italiano. En la calle Sócrates, la plaza Hipócrates y la céntrica calle de los Caballeros podrás respirar la ciudad comercial y turística. Encontrarás estas calles repletas de tiendas, garitos y gente y podrás disfrutar de deliciosos platos típicos griegos en sus restaurantes.

Nada más llegar a la parte antigua, la belleza sin tiempo de Rodas te conquistará. La ciudad medieval, declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, te llevará a tiempos lejanos gracias a su encanto sempiterno. Podrás recorrer sus callejuelas y ver las antiguas murallas de la ciudad. Los Caballeros de San Juan dejaron aquí su huella, en cada edificio, cada calle y en el famoso Palacio del Gran Maestro. Aquí cerca se hallaba también una de las Siete Maravillas del Mundo, el Coloso de Rodas, que ya no existe pero cuya memoria es evocada por dos columnas en la entrada del puerto de la ciudad. También te aconsejo que visites el Museo Arqueológico y el Bizantino para que puedas conocer mejor el acervo cultural de la isla. La ciudad está dividida en barrios que atestiguan un pasado de convivencia pacífica entre pueblos y culturas diferentes. La Judería de Rodas, barrio judío de la ciudad, aún conserva la sinagoga Kahal Shalom y restos de la historia del pueblo judío en la isla en el Museo de la Comunidad Judía de Rodas. En el barrio turco, en cambio, podrás encontrar evidentes restos del paso de los Otomanos, tales como mezquitas (la de Soliman es la más famosa y está muy bien conservada, así como la del Aga y la de Moustafa), baños turcos (como el llamado Dimotica Loutra, al que es posible ir para disfrutar de sus aguas aún hoy en día), escuelas islámicas, etc.

Acrópolis de Rodas
Acrópolis de Rodas

Lo que más me gusta de Rodas es precisamente su heterogeneidad: aquí convivieron culturas diferentes y en la actualidad esta isla sigue siendo un puente entre Oriente y Occidente, donde un pasado glorioso convive con playas maravillosas y vida nocturna.

Por lo que a las playas se refiere, debes saber que las de la costa occidental suelen ser rocosas, mientras que las orientales son de arena y suelen ser menos concurridas. Te recomiendo la playa de Kalithea, famosa también por sus termas, Prassonissi, ideal para practicar surf o Anthony Queen, una preciosa calita en plena naturaleza. También merece la pena la playa de arena dorada Tsampika, que toma el nombre del monasterio bizantino que se encuentra en las colinas circundantes, desde donde podrás disfrutar de una vista preciosa de toda la bahía.

Agathi, que se encuentra cerca del Castillo de Feraklos, cuyos restos, si te apetece, podrás visitar, también es una playa muy bonita. En cambio, si lo que te gusta son las fiestas en la playa y mucho ambiente, las playas de Gennadi y Kiotari son perfectas para ti. Faliraki también es el mejor sitio si lo que buscas es la diversión y podrás bailar en sus discotecas hasta bien entrada la madrugada.

En Rodas podrás realizar varias excursiones que merecen muchísimo la pena. Una de ellas es Lindos, un pueblecito maravilloso y pintoresco en la costa oriental de la isla. ¡Te va a encantar! Cada vez que voy a Rodas, ¡Lindos es un destino obligado! Además de visitar sus restos arqueológicos, el Acrópolis y el templo dórico de Athena Linda, podrás descubrir una de las mejores playas no solo de Rodas, sino de toda Grecia.

Muy cerca de Lindos, en la aldea de Petaloudes (que en griego significa “mariposa”), vas a poder pasear entre riachuelos, cascadas, prados, bosques…rodeado de miles de mariposas. Es un lugar mágico…a mí siempre me recuerda un pueblo de hadas.

Otra excursión que podrás hacer es Kalavarda, que se encuentra a unos 30 km Rodas. Podrás visitar los restos de Kamiros, especialmente su acrópolis con el templo de Athena Kamiras y disfrutar de su playa arenosa. También te aconsejo que visites las aldeas de Apolakkia, con su monasterio y sus playas de ensueño; Skiadi, con su monasterio bizantino y Asclepios donde podrás visitar las ruinas del castillo bizantino y la iglesia de la Virgen Theotokou (Madre de Dios). Es precisamente en aldeas como éstas donde podrás respirar la pureza de la tradición, de la cultura y podrás conocer Grecia en su esencia más genuina e interesante.

Playas, naturaleza, historia, restos de un mundo antiguo mágico y precioso, modernidad, vida nocturna…¡disfruta de cada una de las caras de la polifacética Rodas!

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta