The Shard

‘Shard London Bridge’, 32 London Bridge, Shard of Glass o simplemente The Shard,  como es comúnmente llamado, es el segundo edificio más alto de Europa sólo superado por la Torre Ciudad Mercurio en Moscú (inaugurada en Noviembre 2012, sólo unos meses después). Este espectacular rascacielos es el edificio más alto del Reino Unido con 306 metros de altura. Cuenta con 87 plantas, 72 utilizables, entre  las que se distribuyen oficinas, apartamentos de lujo, un hotel, un spa y el famoso mirador. Tiene una llamativa forma irregular triangular desde la base hasta la parte superior con un revestimiento en vidrio. Atentos todos que vuelen a Londres Stansted, aeropuerto situado al norte a las afueras de la ciudad, ya que los aviones sobrevuelan la ciudad y los turistas más observadores podrán encontrar The Shard fácilmente si miran por la ventanilla del avión.

The Shard se encuentra en el distrito de Southwark, junto al metro de London Bridge y bastante bien comunicado con el resto de la ciudad con dos líneas de metro, autobús y cercanías. En frente de este rascacielos, cruzando el río, la City centro financiero de la ciudad. Su principal atractivo es el mirador con vista panorámica de 360 grados. El turista que lo desee puede visitar el mirador distribuido entre las plantas 68, 69 y 72, con una terraza descubierta. Al mirador se accede por medio de uno de los 43 ascensores de los que dispone el edificio y es que nada más abandonar el metro, este rascacielos que parece no tener fin impresiona en las distancias cortas. No es la única atracción en Londres con un mirador, ya que el London Eye (actualmente ‘Coca-cola London Eye’) también dispone de un mirador con forma de noria (nombre que se usa para referirse a este edificio construido por British Airways) con cabinas acristaladas en movimiento. Sin embargo el London Eye, se queda pequeño con sus 135 metros si se compara con el Shard.

El mirador y terraza llevan abiertos desde el 1 de Febrero de 2013 pero el edificio fue inaugurado el 5 de Julio de 2012 por el primer ministro de Qatar junto al Duque de York tras 12 años de obras. La  increíble inauguración se produjo entre un juego espectacular de luces y un show con laser que iluminó el edificio y el cielo de Londres esa noche.  No es de extrañar la presencia de autoridades de Qatar ya que de los 450 millones que costó construir este gigante de cristal Qatar desembolsó el 95% del total. Irvine Sellar, promotor del Shard, compró las Southwark Towers que fueron posteriormente demolidas. El arquitecto italiano Renzo Piano fue el encargado de diseñar este rascacielos que dispone de 6 restaurantes y bares, un spa, el lujoso hotel Shangri-La que ocupa varias plantas, 12 plantas con apartamentos residenciales, 25 plantas de oficinas, y las tres plantas dedicadas al mirador. Fue diseñado con la intención de convertirse en una mini ciudad en la que puedan trabajar hasta 80.000 personas. Pero según parece no dispone de muchos inquilinos, sus oficinas apenas están ocupadas, ya que el metro cuadrado ronda las 60 libras y se ve que Qatar no tiene prisa en ocupar 53.400 metros cuadrados disponibles en oficinas.

Recomendaciones para visitar The Shard

– Para evitar colas, esperar o decepciones innecesarias es mejor comprar las entradas online, y por supuesto teniendo en cuenta la climatología del día en cuestión. Nuestra visita al The Shard puede verse ensombrecida por la lluvia o por un día oscuro (algo bastante común en Londres). La buena noticia es que durante primavera y verano la lluvia puede cesar en cualquier momento, así que será una cuestión de suerte.  Aún así el Shard ofrece a los  visitantes que no hayan podido disfrutar de su visita la posibilidad de volver gratis en los próximos tres meses. ¿Cómo saber si tienes derecho a volver? Esta web ofrece la información necesaria, pero aseguran que si desde el Shard no puedes ver las principales atracciones como la catedral de St. Paul, el London Eye, el puente de la Torre o los hermanos pequeños de este rascacielos, el One Canada Water o el Gherkin (o “pepino” o lo que es lo mismo el rascacielos con dicha forma llamado St. Mary Axe) te aseguran la vuelta, previa reclamación en la oficina de entrada. Si ese llega a ser vuestro caso no dudéis en quejaros, ya que es una práctica muy común en Reino Unido.

– A la hora de hacer la reserva mirad la hora a la que será al atardecer en Londres ese día del año, por ejemplo aquí y reservar vuestra entrada para poder ver el atardecer londinense a la hora perfecta. Tendréis una experiencia inolvidable. Además, no hay un límite de tiempo para la visita, así que podéis esperar hasta ver la vista de la ciudad de noche.

– La opinión de todos lo que hemos estado es que merecen la pena las 29,90 libras que vale la entrada.  Si lo comparamos con el precio de una habitación en el hotel de lujo situado en el mismo (desde 400 hasta 1500 libras la noche) parece hasta barata.  Multitud de eventos –gratuitos y no gratuitos- se organizan durante todo el año en las tres plantas del mirador, desde yoga, pasando por Silent Disco (discoteca con cascos inalámbricos) hasta exposiciones o eventos para familias. Siempre es bueno informarse por si podéis disfrutar de algunos de estos eventos.
El mirador también puede alquilarse para eventos privados con una capacidad de hasta 400 personas, pero mejor no saber el precio (si estáis realmente interesados toda la información esta en la web).

– Y por últimos recordad que los horarios de entrada pueden estar sujetos a cambios por estos eventos, aunque normalmente del 1 de abril al 31 de Octubre se puede visitar de 10 de la mañana a 10 de la noche (última entrada a las 21:30). Y del 1 de Noviembre al 31 de Marzo de Lunes a Miércoles de 10 a 19 (última entrada a las 17:30pm) y de Jueves a Sábado de 10 a 22.

No dejéis de echarle un vistazo a la web oficial www.the-shard.com y ¡disfrutad de Londres!

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta