Cómo llegar y moverse en Marrakech

Como llegar a Marrakech

Si estás pensando viajar a Marrakech, entonces debes saber que existen diferentes opciones para llegar a esta maravillosa ciudad a la que diariamente llegan turistas de todo el mundo. Dependiendo de la zona en donde vivas te convendrá un tipo de transporte u otro para llegar a Marrakech.

 

Por aire:

El aeropuerto de Marrakech se llama “Aeropuerto de Menara” y es allí donde llegan todos los vuelos. Dependiendo de la ciudad en donde te encuentres tendrás una o varias compañías que viajan a Marrakech. Por ejemplo, si vives en Madrid podrías viajar por EasyJet o Atlas Blue. Desde Barcelona sale Vueling, aunque si lo que buscas son vuelos low cost entonces tu mejor opción es Ryanair trayecto que sale desde Gerona, Madrid, Valencia y Sevilla.

La línea aérea más importante que hay en Marruecos se llama Royal Air Maroc, y realiza vuelos a toda Europa e incluso América. Sus viajes no son muy económicos pero tiene una buena frecuencia de vuelos.

El aeropuerto está a unos 6 kilómetros del centro de la ciudad. Al llegar te encontrarás con dos terminales. Al ser muy pequeño no tendrás ningún tipo de pérdida. Generalmente los vuelos desde España llegan a la terminal B. Desde allí, puedes tomar un taxi al centro de la ciudad por unos 120 dirhams el trayecto aproximadamente o contratar previamente un Servicio de Transfer que les lleve directamente al alojamiento.

 

Por tierra:

Si ya estás en otra ciudad de Marruecos y quieres llegar a Marrakech, lo mejor es alquilar un coche en marruecos, o si has viajado con tu propio coche, aprovechar y disfrutar de él. Es bueno que te informes previamente bien de la ruta a seguir ya que como decíamos en otros artículos, las carreteras y calles en general de Marruecos no tienen los mismo nombres que en los mapas con lo que podrías perderte.

Si estás en Ceuta o Melilla, llegar a Marrakech en coche es bastante sencillo ya que verás varias indicaciones. Para que tengas una referencia:

Un viaja de Ceuta a Marrakech son 642 km (aprox. 7 horas de trayecto, pasando por Rabat)

Un viaja de Melilla a Marrakech son 852 km (aprox. 9 horas de trayecto, pasando también po Rabat)

Otra forma de viajar por tierra hasta Marrakech es por tren. Los trenes en Marruecos no tienen una gran cantidad de conexiones sino que conectan algunas ciudades claves como lo son en este caso Marrakech, Tánger, Fez, Casablanca, Rabat, entre otras. Algo que debes tener en cuenta es que no se puede reservar el billete de tren desde fuera de Marruecos, con lo que lo mejor es que una vez que llegues a una ciudad compres allí mismo el billete que con uno o dos días de antelación podrás hacerlo perfectamente.

Ten en cuenta también que los trenes se dividen en primera y segunda clase. En la primera clase se trata de un tipo de compartimento que deberás compartir con otras 6 personas, mientras que en la segunda clase son 8 personas. En la primera clase, te permiten reserva tu asiento, algo más que recomendable para que puedas elegir ventanilla y así disfrutar del paisaje. Los billetes varían de precio dependiendo del trayecto pero por ejemplo de Tánger a Marrakech puede costar unos 300 Dirham.

 

Por mar:

Si estás viajando desde España, otra forma de llegar a Marrakech es hacerlo por mar cruzando en un Ferry en donde también tendrás la opción de llevar tu coche en el interior para recorrer otras zonas o ciudades del país. El Ferry sale desde Algeciras te llevará hasta Tanger y lo ideal es desde allí mismo conducir hasta Marrakech. También puedes hacerlo desde Ceuta dependiendo de dónde te encuentres en ese momento.

Como verás, para llegar a Marrakech puedes hacerlo por distintas vías. Todo dependerá desde tu ciudad de salida, el tipo de viaje que desees hacer y el dinero con el que cuentes.

Moverse en Marrakech

Visitar Marrakech será sin lugar a dudas una de las mejores experiencias que te sucederán en la vida. Su cultura y todo el encanto de su ciudad te van a impregnar profundamente. Por eso es que bien sabrás que para conocer bien una ciudad, es necesario saber cómo moverse en ella para visitar los lugares más característicos y tener una panorama clara de cómo se vive allí. Moverse en Marrakech no es tan sencillo como en otras ciudades ya que puede ser un poco complejo por lo estrechas de sus calles. Veamos qué tipo de medio de transporte es el más adecuado.

Aunque lo ideal siempre es que lleves un mapa contigo, en donde puedas identificar muy bien cuál es el punto exacto en donde está tu hotel u hospedaje, debes tener en cuenta que en Marrakech los nombres que encuentres en el mapa de las calles pueden ser muy diferentes a los nombres que te encuentres posteriormente en el lugar. Esto sucede debido a que los mapas no han sido bien creados, con lo cual, puedes marearte. Lo mejor siempre es preguntar directamente sobre la calle concreta antes de dar vueltas y vueltas sin rumbo alguno.

Como en cualquier tipo de ciudad, los autobuses son de uso público y son el medio de transporte favorito por las personas que viven allí por lo barato del servicio y porque los puede llevar de un lugar a otro. La verdad es que no es recomendable subirse a un autobús. En primer lugar porque van llenos de gente, con lo que te sentirás que estás en medio de un cúmulo de personas, en donde se notará enseguida que eres extranjero, con lo cual, puedes llegar a sufrir algún inconveniente. Por si fuera poco, la mayoría de los autobuses de Marrakech son muy antiguos, con lo que no te extrañe si el autobús deja de funcionar a mitad de recorrido.
El taxi generalmente suele ser el medio de transporte más habitual para moverse por Marrakech. A diferencia de lo que sucede en tu ciudad, debes saber que en Marrakech te vas a encontrar con dos tipos de taxis diferentes: los taxis pequeños, que son usados para el transporte en el interior de la ciudad y los taxis grandes – llamados grand taxi- que te desplazan de un lugar a otro en el centro de la ciudad. Lo ideal es que puedas negociar antes de subir el precio, porque como bien sabrás, en Marrakech y en todo Marruecos, el “regateo” y el negocio están a la orden de día en cualquier circunstancia. Si no lo haces, seguramente te cobrarán de más. Para que tengas una idea un trayecto de taxi puede costarte entre 15 y 25 dirhams.
Pero si hay un tipo de transporte que no puedes dejar de probar son las calesas. Las calesas son una alternativa única para desplazarse de un lugar a otro en Marrakech. Se trata de dar un paseo en un coche tirado por caballos como lo hacían antiguamente. Generalmente este tipo de trayectos se utilizan como un paseo turístico para conocer un poco más de cerca la ciudad. Un tipo de paseo que puedes hacer con una calesa es atravesar todo el palmeral hasta el hotel Palmera Golf Palace, con un recorrido de cerca de dos horas. Dependiendo del cochero seguro que podrás negociar el viaje que no te costará más de 250 dirhams. También puedes buscar trayectos para conocer la Plaza de Kamaa el Fna y la Mezquita Koutoubia o cualquier otro lugar que se te ocurra y quieras trasladarte con calesa. Como siempre, recuerda el cerrar el precio antes de subirte a ella.

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta