Lisboa

Saramago no se equivocó al decir que Lisboa es la ciudad con gente de poco tener y mucho sentir porque es sin duda la capital europea donde no te sientes extranjero en ningún minuto.

Esta ciudad no tiene nada que envidiar a otras capitales del mundo. Desde que llegas respiras un aire diferente y te encuentras con una ciudad de personalidad única e identidad propia. Más cerca y acogedora que ninguna otra capital tiene muchas razones por las que enorgullecerse. Te cautiva la amabilidad de su gente, te envuelve la mùsica de sus plazas, te enamoras de sus exóticos callejones decorados con peces y disfraces que van de ventana en ventana, y ni que hablar de su comida y pasteles que no te dejarán cuidar la dieta, pero si en algo ayuda, caminarás tanto que quemarás todas esas calorías 😉

Lisboa no es de las ciudades que tiene un monumento, una torre, un puente o algo específico de renombre internacional como atractivo turístico; sin embargo, la ropa tendida (con bragas de todas las tallas), las calles en cuesta,  el sol de la tarde,  los banderines, plazas con palomas, sus pintorescos trenes, puestos de claveles, sus anchas avenidas llenas de monumentos son solo un resumen de los recuerdos que jamás se te borrarán de la mente porque son tan distintivos de esta ciudad antigua que guarda memoria.

Una de sus grandes ventajas es la conectividad, tanto por vía terrestre, como ferroviaria y subterránea. Te sorprenderá saber que cada vez son más los cruceros que llegan a la capital portuguesa ya que a sus alrededores ofrecen a los viajeros una infinidad de rincones y actividades inolvidables, como por ejemplo disfrutar de un lindo atardecer mirando el Rio Tajo. ¡A que mola!

Lisboa es un destino bastante barato. Puedes empezar el recorrido desde la Praça do Comèrcio (centro de la ciudad); sin embargo, mi consejo es recorrerla en desorden, dejando que la ciudad te lleve y la visita fluya con naturalidad.

Por el metro no te preocupes porque Lisboa tiene los metros más cuidados de Europa, tiene 4 lineas, el precio aproximado es de 1,40 euros. Aunque no hay duda que el transporte preferido del turista es el HISTÓRICO TRANVIA ¡¡es que te va a encantar!! Es como retroceder el tiempo, te sientes en una película antigua ya que están hechos de madera y son muy pintorescos.

Consejito: La línea 28 del tranvía es una de las mayores atractivos turísticos de la ciudad. Es toda una institución que recorre los barrios más puntuales de toda Lisboa.

Ahora si eres como yo, de los que le gusta oler calle, y recorrer las ciudades caminando, pues también lo puedes hacer. ¡Eso sí, tonificarás un montón tus piernas! porque la mayoría de las calles son cuesta arriba ¡Ya te imaginarás!, pero vale la pena perderse entre esos estrechos y empedrados callejones.

 

Lisboa es una metropoli alegre y llena de sorpresas, en sus plazas puedes encontrarte desde clases de Zumba (gratis) hasta espectáculos improvisados de los artistas callejeros.

¡No podrás quedarte quieto nunca, sinó mira a esta encantadora señora que no pudo resistirse a bailar en público! → LISBOA ES FIESTA

Mapa de Lisboa

Que ver en Lisboa

Lisboa
Tranvía de Lisboa

Praça do Comèrcio:  una plaza abierta al río, fuè durante dècadas la puerta del comercio de toda la ciudad.

Rùa Augusta: una de las principales arterias de la ciudad, encontrarás las principales tiendas para hacer un excelente shopping, las mismas que están en edificios de la época conservando la estética de la ciudad.

El elevador de Santa Lucía: es un ascensor que une los barrios de la Baixa y el Chiado (paseo obligado para viajeros) está situado en la calle Santa Justa.

Plaza del Rossio: situado en la Baixa lugar para descansar. En la Plaza se encuentra el Teatro Nacional Doña Maria II.

Monasterio de los Jerónimos: Considerado Patrimonio de la Humanidad, se construyó para celebrar el regreso de la India de Vasco de Gama cuya tumba se encuentra en el interior del monasterio.

Torre de Belem: ubicada en el barrio de Belém. Destacan su preciosa Torre y el Monumento a los Descubridores. ¡Eso sì!no puedes salir sin probar los famosos pasteles de Belem (pasteles de nata). ¡Advertí que es imposible hacer dieta en Lisboa!

Avenida da Liberdade: debes pasear y dejarse cautivar entre tiendas de lujo, hoteles y teatros.

Castillo de San Jorge: es uno de los monumentos más antiguos, simbólicos e importantes de Lisboa. El mayor atractivo del castillo: sus vistas; podrás sacar unas hermosas postales de la ciudad, lo que hace valer la pena pagar su entrada que oscila en los 8 euros y puedes llegar con el Tranvía: 28, 12 (Miradouro Sta. Luzia).

Museu do Chiado: Si al igual que yo, eres amante del arte contemporáneo pues debes hacer una parada en este museo, pues además de disfrutar de una impresionante colección, también podrás perderte en las callejuelas de uno de los barrios más pintorescos, icónicos y bohemios de Lisboa, el Barrio Chiado.

Puedes llegar caminando, coger el tranvía: nº 28 (paradas de Rua Nova da Trindade o Rua Vitor Cordon) o tomar el Metro: Baixa-Chiado.

Puente Vasco de Gama: Puede ser que pienses que estás en San Francisco, pero no, tan solo se trata del Puente Vasco de Gama, el mismo que fué construido para la Expo 98, tiene 17.2 km  siendo el más largo de Europa.

No olvides también ¡Visitar la Catedral da Sé, la más bonita de la ciudad!

 

¿Qué hacer en la noche de Lisboa?

Lisboa es fiesta, música, vida, alegría. Soy latina y una cosa tengo muy claro, de todos los lugares a los que he viajado puedo asegurar que Lisboa tiene la vitalidad y ambiente más latino de toda Europa, te aseguro que pasarás una noche inolvidable.  Las fiestas en el Barrio Alto son las más conocidas.

¿Irte sin un souvenir?

No puedes cometer el error de no llevarte un colorido y artesanal llavero de sardinha de Lisboa, este pescadito se ha convertido en un icono de la capital portuguesa. Para dejarlo más claro: La figura del gallo es a Portugal como la sardina a Lisboa. ¡Es imprescindible!

Datos de interés sobre Lisboa:

Lisboa, capital de Portugal

Habitantes: 547. 773

Gentilicio: Lisboeta

Moneda: Euro

Es la ciudad más rica de Portugal

Comida típica: Bacalao, gran variedad de mariscos , arroz, acompañado con un buen vino y por supuesto un pastel de belem. Debes probar también la Francesinha, es más típica de Oporto, pero también la podrás encontrar aquí.

Cerveza típica: Super Bock

Personaje destacable: José Saramago, fue un escritor, novelista, poeta, periodista y dramaturgo, que nació en la localidad portuguesa de Azinhaga. Es muy célebre porque en el año 1998, fue galardonado con el Premio Nobel de Literatura.

Palabras que debes saber:

Hola: Olá / Adiós: Adeus / Gracias: Obrigado / Buenos días: Bom Dia / Buenas noches: Boa Noite

 

Deja una respuesta