Mozia

Mozia era el nombre de una antigua ciudad fenicia que cuenta con una intensa historia y que actualmente se denomina Isla de San Pantaleón. Es de propiedad de la Fundación Whitaker y es una de las islas que se encuentra en el Gran Estanque de Marsala, entre Sicilia y la Isola Grande. Su acceso y visita cuenta con unos horarios preestablecidos que cambian en cada estación del año. Para llegar a ella es necesario atravesar el estanque utilizando una de las pequeñas barcas que salen desde los embarcaderos de Marsala, que se hallan sobre la laguna del Gran Estanque entre hermosos molinos de viento y espectaculares montañas de sal. Durante el trayecto, que dura unos cinco minutos, se puede observar el viejo camino que comunicaba la isla con Sicilia y que se halla sumergido bajo unos cuantos centímetros de agua. Llegados a Mozia, será posible recorrerla tranquilamente en unas dos horas, caminando a través de senderos que se encuentran perfectamente señalizados y que guiarán al turista hacia cada uno de sus interesantes rincones.
Uno de los principales lugares de la isla es el Museo Whitaker, propiedad de la Fundación, que permite a sus visitantes conocer su intenso pasado. En éste se conservan numerosos restos recuperados durante las excavaciones llevadas a cabo a lo largo del siglo XX, entre los que destacan excelentes objetos de cerámica, jarras corintias, esculturas, estatuas, siendo la más famosa la estatua de mármol denominada el Giovane di Mozia, estatuíllas, monedas y objetos fúnebres, entre muchos otros.

Otros puntos de interés que podrán ser visitados son los siguientes: las necrópolis, dónde se hallan varias tumbas excavadas en las rocas; parte del fuerte que rodeaba la isla, realizado con bloques de piedra y del que son visibles las dos puertas, que se abren a norte y sur, y las dos torres de avistación; un santuario, en el área sagrada denominada Tophet, en el que se depositaban las jarras que contenían los restos de los sacrificios humanos, costumbre muy difundida con los primogénitos de sexo masculino; detrás de la puerta norte se encuentra la zona denominada Cappiddazzu y en ella se distingue una construcción que por su forma a tres naves se cree que tuviera función religiosa; y el pequeño lago de Kothon, con su homónimo templo.

Por último, caben señalar los magníficos atardeceres que se observan desde esta encantadora isla, con el sol que se oculta detrás del horizonte.

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta